El Real Madrid confía en la palabra de Alaba

El Real Madrid confía en la palabra de Alaba
Fuente:

El Real Madrid no duda de la palabra de David Alaba. El conjunto madridista tiene un acuerdo verbal con el jugador que espera que respete, pese al interés de varios equipos en hacerse con sus servicios de cara a la próxima temporada. El defensa austriaco ha anunciado que no continuará en el Bayern de Múnich la próxima temporada y, aunque ha aclarado que no ha «decidido» aún su destino de cara al próximo curso, en el club blanco confían en que cumpla con el trato que han alcanzado, pese a que no está todavía firmado.

Alaba ha confirmado que una vez finalice su contrato con el conjunto bávaro el 30 de junio, emprenderá una nueva aventura en su carrera. Según sus palabras, necesita «nuevos desafíos» y todo apunta a que los encontrará en el Bernabéu. El defensa ha reconocido que «está en contacto con varios clubes», pero con el único con el que se habría comprometido, sería con el Real Madrid.

En el club madridista, de hecho, no tienen miedo a que la operación se tuerza. El jugador y su agente han alcanzado un acuerdo verbal con la directiva madridista, por lo que una vez abandone el Bayern debería incorporarse a la disciplina de Valdebebas. Todavía no han formalizado ese acuerdo, pero en el club entienden que Alaba cumplirá con su palabra, pese a que haya otros clubes interesados en él y que le puedan mejorar las condiciones que ha concretado con el conjunto blanco.

Atado, pero no cerrado

Aunque el acuerdo con el Real Madrid no está cerrado, sí que la operación está bastante encarrilada. Pese a ello, no existe una tranquilidad absoluta en el conjunto blanco. Desde el club consideran que el jugador está atado, después de apalabrar su llegada de cara al próximo curso, por unas condiciones inferiores a las pretensiones iniciales del jugador, pero que finalmente parecen haberle convencido.

David Alaba percibiría en el Bernabéu unos 10 millones de euros netos por temporada. El conjunto madridista ha accedido a subirle la ficha que tenía en el Bayern, aunque sin llegar a la cantidad astronómica que solicitó al equipo alemán para ampliar su vinculación más allá del próximo verano. El central pedía 20 millones de euros, sin embargo en el Bernabéu sólo pueden desembolsar la mitad de esa cantidad.

Además de su sueldo, el jugador y sus agentes recibirían una prima por el fichaje. El conjunto blanco se ahorra el traspaso, al firmar como agente libre una vez acabe su contrato con el Bayern, sin embargo, no llegaría a coste cero. Se espera que el jugador se embolse una cantidad cercana -en esta ocasión sí- a los 20 millones de euros por fichar por el conjunto madridista, lo que no deja de ser un chollo, al firmar a un futbolista top mundial y polivalente por un precio muy inferior a su valor real.

El Chelsea, principal rival

Como el propio jugador ha reconocido al anunciar su marcha del Bayern, son varios los clubes interesados en sus servicios y que se han puesto en contacto con su representante. El principal interesado además del Real Madrid es el Chelsea. Al igual que en el caso de los madridistas, los londinenses fueron uno de los primeros equipos en contactar con él para valorar su fichaje, cuando comenzó a dudarse sobre su continuidad en el gigante alemán.

La llegada de Thomas Tuchel al cuadro blue y el fichaje de Dayot Upamecano por el Bayern, han terminado de lanzar a los de Stamford Bridge por el defensa austriaco. El nuevo inquilino del banquillo del Chelsea tiene el objetivo de reforzar la zaga de cara al próximo curso y entre sus prioridades se encontraban tanto Alaba como el aún jugador del RB Leipzig. Sin embargo, la contratación de Upamecano por los germanos, deja al austriaco como la principal prioridad para los ingleses.

Pese que el jugador ha aceptado la oferta del Real Madrid, desde la revista alemana Sport Bild se revelaba que Alaba está dispuesto a escuchar ofertas que superen las condiciones acordadas en un principio con el conjunto blanco. En este caso, el Chelsea estaría dispuesto a mejorarlas, lo que puede poner en riesgo que finalmente se concrete una operación que en un principio está casi cerrada.

Un fichaje trabajado

El Real Madrid lleva meses trabajando en la llegada del austriaco al Bernabéu. Más aún tras conocer su preferencia por vestirse de blanco. Alaba es un jugador que siempre ha gustado a los directivos del conjunto blanco. Desde el enfrentamiento que midió a madridistas y muniqueses en Champions en 2017, que terminó con victoria en la prórroga para los de Zidane, el club lo puso en su radar.

En una situación como la actual, en la que las cuentas del club no pasan por su mejor momento, se espera la aparición de una buena oportunidad para firmar jugadores, como ya sucedió con Courtois o Hazard. Por ello, cuando se conoció al comienzo de la presente campaña que las intenciones del jugador pasaban por seguir su carrera fuera del Allianz, no lo dudaron y se lanzaron a por él.

Desde el conjunto blanco consideran que la llegada de Alaba es una ganga que no se puede desaprovechar y, pese a estar en inferioridad de condiciones en lo económico con los equipos ingleses, confían en que el austriaco termine firmando. El «sí» ya está dado, ahora queda únicamente formalizarlo.

Fuente: okdiario.com