Operación lateral en la Castellana

Operación lateral en la Castellana
Fuente:

El Real Madrid sigue mirando al mercado de cara a un verano en el que se prevén movimientos, en calidad, pero también en cantidad. La búsqueda de un atacante estrella no eclipsa el resto de necesidades de una plantilla, que también debe reforzarse por las bandas. Los laterales, tanto en banda derecha como en la izquierda, ocupan parte del tiempo de la dirección deportiva madridista, en operaciones con prioridad y en las que se busca, sobre todo, profundidad de plantilla.

Lucas Vázquez y Ferland Mendy se han afianzado en las últimas semanas como indiscutibles en los laterales del Real Madrid, bien en defensa de cuatro, o como carrileros en una línea de cinco ?o tres centrales? como utilizó sin éxito Zidane en la segunda mitad contra la Real Sociedad. Sin embargo ni uno ni otro convencen a la directiva como titulares indiscutibles, por diferentes motivos.

En la banda derecha, el elegido para el puesto de lateral titular no es Lucas, extremo de formación y profesión, sino un Dani Carvajal al que las lesiones han maniatado en los últimos tiempos. El ?2? del Real Madrid, en forma, es indiscutiblemente uno de los laterales más completos del planeta, capaz de aportar en fase defensiva y ofensiva al máximo nivel, pero su estado físico obliga a contar con un suplente de garantías y que libere a Lucas de un puesto en el que puede rendir como parche o en contextos concretos, pero no al máximo nivel con continuidad.

En el lateral izquierdo, la llegada de Ferland Mendy se ha considerado como un fichaje positivo dentro de la entidad, pero no termina de colmar las expectativas en el rol de titular, debido a sus limitaciones ofensivas. El internacional francés es un muro en defensa, pero en el club añoran un rol más creativo para la posición, mirándose en el espejo de los dos últimos grandes laterales que se adueñaron de la banda izquierda del Santiago Bernabéu: Roberto Carlos y Marcelo.

La directiva quiere a Reguilón

Precisamente Marcelo será el que deje su sitio libre a la llegada de un refuerzo para el carril zurdo del Real Madrid. El brasileño ha cumplido un ciclo y tiene un rol absolutamente secundario, que no concuerda con su condición de jugador histórico. El Madrid facilitará la salida del que consideran una leyenda del club, y que podría tener su sustituto en un canterano como Sergio Reguilón.

Tal y como desveló Eduardo Inda, director de OKDIARIO, en el Chiringuito de Jugones, el Real Madrid quiere ejecutar la opción de recompra sobre el lateral capitalino, que hizo las maletas el pasado verano, traspasado, hacia el Tottenham Hotspur. Reguilón es el lateral que quiere la directiva, pero no convence a Zidane, por lo que su vuelta, supeditada a una cláusula de recompra de 40 millones de euros, también lo está a lo que suceda con el entrenador francés, cuya continuidad está en entredicho.

Wan-Bissaka y Achraf para la derecha

La llegada de un lateral izquierdo tiene un puesto secundario en la lista de prioridades del Real Madrid, pero en el caso del derecho sí cuenta con mayor importancia, y a falta de un candidato firme, dos son los nombres que toman importancia en un casting que aún se encuentra en fase beta. Aaron Wan-Bissaka, indiscutible en el Manchester United, es el favorito de la directiva, donde manejan grandes informes sobre él.

El talento defensivo de Wan-Bissaka, característica que comparte con Mendy, se une a un potencial físico que le permite subir y bajar la banda de forma constante durante los 90 minutos de partido. Un sustituto de garantías para Carvajal que tiene la importantísima tara del precio. El United le sacó del Crystal Palace a cambio de 55 millones de euros, y no parece que vaya a acceder a su venta por menos de 70, un precio desorbitado para el Real Madrid.

La otra alternativa responde al nombre de Achraf Hakimi, un jugador que sigue en la mente de la cúpula y, sobre todo, de Zidane. El técnico sabe de primera mano lo que puede aportar el marroquí, que en el Inter de Milán sigue desplegando una capacidad ofensiva a la altura de muy pocos laterales del planeta.

Si bien el precio también sería elevado, el Madrid recaudó 45 millones por él en verano y el Inter de Milán podría acceder a una venta por cantidades similares, debido a los problemas económicos derivados del coronavirus. La duda, entonces, quedaría en su adaptación al sistema, debido a su eminente vocación ofensiva y el escaso bagaje en defensas de cuatro hombres, el sistema principal del Real Madrid y para el que se busca un hombre que comparta minutos con Dani Carvajal.

Fuente: okdiario.com