La lesión de Orellana en clave Biwenger

La lesión de Orellana en clave Biwenger
Fuente:

Fabián Orellana, aunque sólo lleva alrededor de 100 días en el Éibar, si por algo se ha caracterizado es por no dejar indiferente para nadie tanto dentro como fuera de los terrenos de juego. Se ha convertido en un jugador imprescindible para Mendilibar desde que aterrizó en el Éibar. Y sí, fue llegar y besar el santo, el técnico le dio la primera oportunidad el 6 de enero contra Las Palmas y el chileno llegó, vió y marcó. A los dos minutos de saltar al terreno de juego, en el primer balón que tocaba, hacía su primer gol.

Todo puede cambiar de un momento a otro, sino que se lo digan a Fabián que estaba siendo el jugador más desequilibrante en los últimos encuentros y el sábado en Riazor una genialidad suya ponía por delante al Éibar. Pero todo se torció en el minuto 25 cuando el chileno se rompía tras un saque de esquina y pedía el cambio al instante. Orellana sufre una rotura en el bíceps femoral y estará seis semanas de baja, según informan desde el club. Había recuperado su mejor nivel y ahora tendrá que volver a comenzar de cero, aunque no nos cabe duda que volverá aun con más fuerza para lo que queda de temporada.

¿Qué hacemos con Fabián Orellana?

El chileno había encontrado su sitio en Éibar, un buen lugar donde volver a ser un referente. Desde el primer momento no tardó en demostrar su calidad y hacerse con un hueco en el once, desbancando a unas de las revelaciones fantasy de esta temporada, Iván Alejo, el que seria su repuesto natural si vemos como ha transcurrido la temporada.

Orellana se había convertido en el jugador más desequilibrante y la principal amenaza en ataque del Éibar. Pero, aunque podamos pensar que es el peor momento para esta lesión, no será tan dolorosa como podía haber sido hace unas semanas, puesto que, tras el regreso de Pedro León, el buen momento de Inui y la vuelta al once de Iván Alejo, Mendilibar tiene efectivos mas que suficientes para afrontar este periodo.

Llegados a estas alturas de la temporada, las opciones se reducen bastante, salvo que en vuestra liga solo juguéis vosotros y vuestro amigo imaginario, pues el mercado debe estar bastante escaso de estrellas o jugadores rentables…

Lo recomendación sería vender a Orellana para fichar a un sustituto titular, regular, que meta goles y que sea barato (entonces seriamos como Monchi), pero, como ya hemos dicho, a estas alturas la mayoría de jugadores apetecibles ya están fichados, por lo que en mi humilde opinión seria aguantar a Orellana. Aunque lo mismo se os hace un poco larga la espera y tenéis que tirar de genialidad o desesperación, y fichar lo que sea para no puntuar negativo en caso de andar justos de plantilla.